"Freedom is our religion". Kiev, Ucrania.

Kiev, Ucrania.

Día de lluvia en Alemania, esperando el avión con destino a Kiev, capital de Ucrania, donde me espera un nuevo idioma (el ucraniano), todo un nuevo alfabeto (el cirílico), nuevas comidas, olores, y una amenazante temperatura de ocho grados bajo cero.


Durante el vuelo tenés el primer contacto auditivo con el idioma ucraniano, acá te dejo lo que pude grabar:




Luego de aterrizar y pasar el control de pasaporte, me subo a un bus para viajar al centro de la ciudad.
El chofer del bus realiza varias tareas al mismo tiempo, conduce, responde preguntas, calcula la tarifa, cuenta el dinero y entrega el cambio, todo esto con el pie en el acelerador, las manos en los billetes y los codos en el volante.



Algunos pasajeros primero suben, toman asiento, y luego le dan el dinero a otros pasajeros sentados al frente para que estos hagan de pasamanos hasta llegar al chofer, y luego en sentido contrario para entregar el cambio.



Caminando por el centro de Kiev te encontrás con edificios típicos de la época soviética, enormes estructuras de concreto con paredes muy gruesas para intentar detener el frío, y las balas.


Pasamos por un mercado popular donde compré los dátiles más dulces que he probado hasta ahora. Ofrecen muchos productos frescos, carnes, pescados, embutidos, quesos, frutos secos, verduras, entre otras cosas.



Llegu√© caminando hasta la famosa Plaza de la Independencia (Maid√°n), donde me encontr√© con Juan Pablo y Charly, compa√Īeros de esta nueva mateada.


Para entender un poco mejor lo que ocurrió en esta plaza, el llamado Euromaidán, te recomiendo el crudo documental "Winter On Fire", acá te dejo el trailer:


Ese invierno de fines de 2013 marcó a Ucrania hasta el día de hoy, abriendo heridas profundas en varias partes integrales de su territorio, a manos de separatistas.
La relación con su hermana mayor, Rusia, está prácticamente destruida.



El título de esta mateada lo saqué de un mural cerca de esta plaza, "freedom is our religion".


Por la noche hicimos un tour recorriendo a pi√© varios puntos tur√≠sticos de Kiev. Pasamos por el estadio ol√≠mpico de f√ļtbol del club Dinamo de Kiev.


Al final de un puente peatonal había un monumento con una pareja de abuelos. Se trata de Luigi (italiano) y Mokrin (ucraniana), se enamoraron cuando joven, en un campo de prisioneros en Austria y luego fueron separados.



Pasaron casi 60 a√Īos sin verse, y el destino los hizo reencontrase en Rusia. Hoy, en Kiev, les dedicaron este monumento al amor verdadero.

Ucrania, hasta 1991, fue la Rep√ļblica Socialista Sovi√©tica de Ucrania. Y parte de esa historia se visualiza en el enorme monumento a la "amistad de los pueblos" (amistad entre Rusia y Ucrania como parte de la Uni√≥n Sovi√©tica).


Es hora de hacer una pausa y momento de probar la cocina ucraniana.



Tengo que confesar, no me vine preparado para semejante fr√≠o. Mejor me voy de regreso al hospedaje, as√≠ puedo cargar energ√≠as para ma√Īana, donde contin√ļa esta mateada ucraniana.


Se viene un mate radioactivo, tratando de llevarte a uno de los mayores desastres nucleares de la humanidad, Chernobyl.

¡Nos leemos!

Fotos
En éste álbum.


Video
En youtube.

Entradas m√°s populares de este blog

De alemanes a europeos

Berlin: lo visible y lo abandonado

Londres: Big Mother is watching you

Monta√Īa Harz, entre nieve y brujas